Imanol y Pastora

Se mandan recaditos, por aquello de que están escocidos. Cualquier paisano lo está de su matrimonio, una institución antinatural que debería estar prohibida por el catecismo. Pero el catetismo nos casa, y a aguantar que son unos pocos años. Hasta que se declara la guerra, y a atacar. En fino, que no somos de los de la violencia sino de la crueldad. Ella -pastora o lobezna- donde más duela, que suele ser en las ingles, y él, si es listo, en la sensibilidad, que es otra de las falsedades tópicas, cuando se atribuye a la mujer. La mujer es sensible o no, según. “El sexo ahora es fantástico”, dice ella. O sea, que antes era anodino. “Jamás había sido feliz hasta ahora”, dice él. O sea que antes sufría aguantándola. Lo que dijo un letrado, antes de que le echaran de La Rota: ‘Todos los matrimonios son nulos potencialmente. Sólo que hay que pedir la nulidad. No se da de oficio”. En fin.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: