Cuentos. (Laura en el país de los asombros). 128

-Yo te lo diré. -La diablesa era un felino oscuro-.

La mente tiene conciencia de la materia y de sí misma, a la vez. Así percibe el tiempo a través de su sangre, que fluye como una corriente de agua, como una galaxia, como…

-¡Como una mezcla del futuro y del pasado! ¡Es un presente continuo… como los verbos ingleses!

Miraron a Laura,que se calló inmediatamente.

-¡Vaya ejemplo, hermanita!

-Pues lo describe de puta madre.

-Alex miró a Alfonso.

-Tato, ¿decir ‘don Simón’ es un taco?

-¿Y a qué viene…? ¡Ah, claro! Asociación de ideas. El locutor se enfada mucho con el minute maid. O al revés.

-¡Al revés! ¡Invierte la carga! ¡Polaridad!

Estaban aturdidos. Las ideas se enroscaban como el látigo de Indi.

-Si el proceso no es perfecto, te perderías en un continuo espacio-tiempo.

-¡Ese es el genio de la lámpara! Perdido a pesar de su poder.

Era la clave. Pero BELIAL también la había captado. Y se lo comunicaría rápidamente a LUZBEL. Hizo un gesto a LA REINA DE LA NOCHE.

-¿Crees que soy tu criada? ¡Ve tú a adular a tu señor!

-¡Y el tuyo!

Belial se alzó como un rayo dejando plantado al auditorio.

-No hace falta que te quedes… querida… -Dijo el HADA CONSEJERA-

-Ni ganas. -Les miró con desprecio-. ¡Adiós, pringaos!

-¡Vaya modales!

-No nos respetan. Por eso lo tiene todo perdido…

-Oye… ¿No será cosa de la sangre? Lo de detener el tiempo… Las células tienen una memoria… inducida.

-Se las engaña. Como el yanky con el eclipse.

-Pero de verdad. ‘Creen’ que lo son. Un mecanismo perfecto.

-¡A imagen de Dios!

-¿Y si Luzbel se hace canguro?

-¡Tendría que hacerse embrión! Ya no sería peligroso…

-¿Tú crees?

-Un ejército de laboratorio.

-¡Microbios! ¡Bacterias! ¡Virus!

-¡La guerra química!

-Esto se complica… ‘¿Por qué no te callas?’

-Divinas.. bueno, regias palabras… Pero no me callarás.

-Bocazas.

Rieron, serios.

-¡Una vacuna!

-La vacuna es el mensaje del amor. ‘Amor Dei intellectualis’.

-Igualito que los mártires.

-¡El mundo está lleno de carroña! Unos en los suburbios, otros en los despachos. En la escoria y en el trono. ¡No vale la pena! ¡Hay que estimular la defensa personal! Amicus Plato…

-¿Vale la pena el bien?

-Por sí, ya vale la pena. Es una energía. La fuerza. Lo único infinito. Es el atributo del Creador.

-Por eso Luzbel no podrá…

-Lo puede, si engaña la sangre. Ya sabéis de qué hablamos.

-Una mutación, quizás.

-El espíritu es materialmente inerte. Una logomaquia. Un oximoron si quieres. Pero es una paradoja que nos hace comprensibles los fenómenos del alma. Pasar de la lógica a la ontología. Como hacerse fantasma.

-Es una constante que fascina al humano. La pervivencia del ser, pero con un toque de materia… La momia… Como embalsamar un ectoplasma.

-Luzbel lanza su montaje para reclutar adeptos. Muchos caen, equivocados, pensando en su permanencia en el más allá.

-¡Bastante hay con el más acá y sus miserias!

-El Creador, por eso, se harta de decirlo. Incluso con el montaje del Verbo. Y de los Iniciados.

-No lo llames así… Aunque para el caso que le hacen… Que le hacemos… Pero al final, si crees lo suficiente, da lo mismo, porque te ayuda.

LISA suspiró.

-Tienes razón… Todo es igual.-Sonrió.

-¿Igual? ¿Qué quieres decir? Yo no imaginaba…

-¿Que tu intuición iba a dar en el clavo? Pues lo ha hecho.

Laura miró a Yovi, y éste al Hada consejera.

-A pesar de lo insuficiente de tus argumentos. Y de los datos. Eso prueba…

-Que estás apoyado por el Ángel.

-El gemelo de Luzbel.

Todos, en silencio, parecían aguardar.

-Donde sea, en el tiempo que sea, con los milenios o los conceptos por medio, el ser humano es el mismo.

-Un engendro… fantástico… Así es.

Yovi asintió. Como si le tranquilizase pensar que iban a comprenderle.

-Verás…Los mitos y esas cosas, ya sabes, como leyendas, tabúes, otros dicen supersticiones o anacronismos, incluso impropios de gente educada, pues no surgen por la buenas. Hay raíces… orígenes… Esto no es nuevo. Pero se habla de ello como pasando por alto que es algo real.

-¿Y a dónde quieres llegar?

-¡Pues a que los símbolos responden a hechos, a realidades! Y si nos vienen dados con secretismo, lo que decimos esotérico, es para preservarlos…

-De tanto animal científico y tanto ser humano borrico.. por muy…educado que parezca… ¡Yo sé de algunos que visten Armani y calzan pezuñas!

-Así que… ¿el libro?

-El libro… Sí. En el siglo IX, cerca del Milenio, Luzbel volvió. Se dedicó a enrolar gente con poderes o atributos especiales… Algunos se resistían. Formaron un ‘ejército de salvación’ de la verdad, y la ocultaron, como un tesoro secreto, en los BEATOS. ¿No has notado que esos dibujos y los colores son… misteriosos?

-¡Y no se borran! ¡Nadie sabe cómo se hizo el miniado y…!

-Luzbel fue descubriéndolos… Ylos monjes ocultándolos. Los Beatos proliferaron entonces…

-Y los coleccionistas hicieron negocio. Papá tiene unos facsímiles.

-¡Pero los facsímiles no pueden recoger el secreto! Sólo la tinta original, y con una luz especial.

-Y leída por un inocente.

-Sí… No sé… Quizás sea por el timbre de voz… Los sonidos encubren el alma… Algo así…

-Y lo mismo sucede con los anillos, y con el triángulo de Shiva. Son combinaciones de símbolos como las hay de palabras.

Laura dio un respingo.

-¡Ahora me acuerdo! Cuando llegamos a la casa ellos, los hijos de _Albert, estaban muy interesados en ir a la biblioteca. ¡Sus padres les habían encargado algo! ¡Hacerse con alguno de los libros antiguos, los que guardaba la abuela!

-El Ars Magna de Raimon Lull. -Dijo Alfonso-. Yo estudié una combinatoria de signos de escritura, como la Kábala. Leibniz y Galileo lo conocían. Se usa para informática, como las variaciones del cero y del uno.

Anita suspiró.

-Y todas esas cosas tan raras… ¿qué tiene que ver con nosotros? Porque Alex y yo no entendemos ni palabra.

-Pues no hace falta, vaya. Es así. Como en el Paraíso. Los seres humanos saben pronunciar los nombres de Dios. Los seres inmateriales, no. Por eso no han acabado ya con nosotros.

-Hay muchas cosas, en los cuentos, en las leyendas… ¿Por qué dicen que las brujas usan escoba? ¿Son pájaros? ¿O es que vuelan por otras dimensiones? ¿Y quienes recuerdan otras vidas?

-¿Nos lo vas a explicar, Yovi?

-¡No puedo! -Rió con ganas. Algunas cosas ya las conocemos, pero otras… -Miró al Hada-. Por ejemplo… Ella.

-Sí, claro… Hablan mucho de nosotros. Seres élficos, cosas así. Estamos en la mitología, como los dragones -sonrió- y otros seres mágicos… Pero, ¿sabéis? En la narración todo objeto es mágico.

-¡Como el yelmo de Mambrino! -Alfonso parecía gritar ‘Eureka’.

-Pero hay quien dice que lo oculto no interesa, y que lo profundo está en la superficie.

-Sí. Y otros quieren escribir un libro sobre nada, como Flaubert, o hacen objetos imposibles, como Escher… ¡Pero para hacer eso, un libro vacío y un espejo que no refleje lo que ve… hay que ser un genio! -Rió- Y los genios no tienen nada de … natural.

-O sea, que no lo tenemos claro.

-¡Al contrario! Hay que aceptarlo todo, pero con los ojos atentos. Como dice vuestro marqués de Santillana, ‘el paso corto y la mirada larga’. Pues eso.

El Hada consejera asintió.

-El ser humano… Una realidad complicada, con esa capa de… -Miró a los niños-… Bueno, de… otra cosa.

-Zubiri dice que es psico-somático espiritual. -Laura había estudiado filosofía el último curso, y se acordaba.

Alfonso no quiso ser menos.

-Y Magnética. Tiene algo de robot, una maquinaria influenciable. Como si el libre albedrío fuera una ‘margarita’ sin tequila. Diríamos, entonces: ‘Es otra cosa. Por ejemplo, limonada con Cointreau’.

-El pájaro soñador -dijo Yovi- sólo vuela con quien es capaz de renunciar a llevar consigo otra cosa que no sea él mismo… Porque allí donde va no es necesario el equipaje…

-A mí me gustaría ir a un sitio donde no hubiera que hacer deberes. Ni la cama. Ni beberse toda la leche. Ni dejarle a Alex la Nintendo todo el rato, ni…

-Tata -dijo Alex- ¿has traído la Nintendo?

Rieron todos, porque Alejandro siempre les daba alegría. El Hada le acarició la cabeza.

-¿Veis? Esto es lo que creen ellos que hemos robado a los dioses. Ni el fuego, ni el alfabeto… La capacidad de asombrarnos, la ingenuidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: