Cuentos. (Laura en el país de los asombros). 97

LA CIUDAD DONDE ESTÁN TODAS LAS CIUDADES

-Una vez oí que en una biblioteca estaban todos los libros y que se expandía como el universo.

-¡Vaya glosa, peque! -Yovi sonreía-. Borges era el interfecto, sin duda, pero no dijo exactamente eso… Eres un interpolador…

-¿Y eso es malo? -Preguntó Anita mirando a su hermano.

-¡Nada de eso! Es muy…creativo. Bueno, pues al arquitecto del país de los asombros se le ocurrió esto. -Señaló al sur, donde el murmullo de un bosque animado parecía surgir del aire, a media altura entre los troncos y el pensamiento de un gnomo dormido-.

-Pero yo veo una línea en el horizonte, Lala. Y es como si abriese y cerrase los ojos una cara larga y suave, de hierba.

-Pues la hierba parece que la toman los niños cuando se explican. -Alfonso estaba criticón-. Y eso se llama parpadear.

-No, no. -Apunto Yovi-.Déjala. Creo que ha visto el NIDO.

-¿El nido? ¿Otro pájaro soñador?

-Lo llaman así. Como el rayo verde del mar.

-Yo lo vi. En Cádiz, en la barandilla del Atlántico. Con ese amigo de papá.

Laura suspiró.

-Sí, ya sé qué dices. Pero no eran amigos, sólo estaban en el mismo sitio, y ese señor era importante, Laín.

-Papá sí era importante -protestó Anita-. Y jugaba conmigo, y ese señor sólo me hablaba y me daba la mano. Y se hizo una foto.

Yovi continuó su explicación.

-Cada uno ve lo que le importa de la ciudad, o la ciudad que le importa. Pero eso puede ser inconsciente, o futuro. No vais a comprenderlo…aún.

Ladró un perro, indolente, como por obligación. Nadie lo veía. Tal vez era parte del paisaje, del tinglado en el que la ciudad que abarca todas las ciudades se aposentaba. Un espacio inútil, pero en el país de los asombros el espacio no ocupaba lugar. El saber, sí, naturalmente.

-Comhospitae.

-¿Qué?

-Es parecido al falansterio… Una especie de comuna, bueno, tampoco, en la que viven todos juntos y crían a los hijos en común,, por eso me he acordado de la palabreja… Lo hacían ya los romanos. También tenían apartamentos en altura, las insulae, que también me recuerdan…

-¡A Sancho Panza!

-Sí, al Quijote, y no sé por qué lo de la ínsula no quería decir un buen edificio de apartamentos para sacar las perras del alquiler.

-La especulación.

-Eso lo dicen los ignorantes, o los maliciosos, o los demagogos, o los mentirosos. Pero no es especulación ni explotación indecorosa. Es lo natural. Como ir al mercado a por merluza o huevos o fruta. En economía se llama igual, ‘mercado’, porque se ofrecen y se piden cosas, que se pagan o se cobran.

-En Roma al supermercado se le llamaba taberna. Los chinos a la cafetería lo llaman cafetín, suena así. ¡Qué bonitos son los juegos de palabras y de sonidos!

-El sonido interior. Kandinsky hacía colores con ellos. Y Miró, el pintor de las estrellas.

-Papá decía que no, que pintaban laberintos sin salida. Y peor aún, sin entrada.

-Pues eso es una chorrada -dijo Alfonso-. Como todo lo que decís. ¿Para qué iba a servir un lugar como éste?

En esas estaban cuando pasó Daniel, hablando con un león. Luego, Elías, sobre un carro de fuego, tirado por caballos alados, y claro, la conmoción fue general.

-¡Eso lo hemos visto todos! ¿Es la decoración?

-No -dijo Yovi, algo inquieto. Eso es que alguno de vosotros es…vegano.

Laura se volvió. Habló dirigiéndose al Hada Consejera.

-¡Vamos! ¡Menudo cuento! Anita parece ser índigo, sí, pero veganos… Es una superchería.

-Los hijos de dios se unieron a las hijas de los hombres y engendraron…

-Sí, ya lo sé, y lo del Arca de la Alianza, y la nube de fuego, y todo eso, que se parece a las armas modernas, pero son símbolos.

El hada sonrió.

-¿Y qué más da? No estamos peleados con lo imposible… Además… -habló en bajito a Laura- yo conocí a Enoch… Un cascarrabias, pero de muy buen corazón.

La cosa quedó así, oscura y en tablas. Porque atravesaron la ciudad de las ciudades como si hubieran cruzado el río por un puente viejo y señero, que les defendiera de la corriente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: