Poemas. (Botica).

BOTICA

He abierto el armario,

Frascos y tubos y cajas

Y muchos colores,

Píldoras y cápsulas,

Grageas y pomadas,

En fin, productos de laboratorios

Que no me conocen,

Herbolarios, fuentes de la edad,

Atiborrados estantes que fueroN blancos

Y blanco de conservas minerales.

Les he preguntado por ti,

Tampoco te conocen,

Y entonces he sospechado

Que no podrían devolverme un solo instante

Del tiempo pasado. Me han dicho

Con su olor ya a veces rancio

Que el tiempo es un timo

Para quienes nos cuidan

Y llenan de años su vida.

He cerrado el armario

Desengañado

Porque tenía la vaga esperanza de que allí anidaran los gnomos

Que no envejecen.

Ay bo ay bo vamos a trabajar

Y Blancanita en casa se quedará.

No confundo a los enanos con los seres diminutos casi invisibles,

Aún no.

Por la última rendija

Que una caja de antibióticos caducados oponía al mundo

He visto sonreír al soldadito de plomo

Que vivía en el pliegue dorado

De una ampolla de Nolotil,

Venía de una guerra gris terrosa

Y saludaba como un ministro fugaz

En la siesta.

He tenido una vez más esa tentación,

La de abrirlo de nuevo

Y comprobar que aún seguíamos en el paraíso.

Pero mis días resisten

Como los caracoles raudos del estío,

Ancillar de los olivos,

Yertas olivas picadas por los tordos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: