Cuentos. (Laura en el país de los asombros). (73)

LA VISITA DE LUZBEL

El diablo, bello al menos como un ángel, se reía a carcajadas. De su boca salía un vaho consistente, como el aliento de un dragón.

-¿Acaso no es tu mundo un remedo del infierno? Aún más –señaló con la mano izquierda un punto indefinido en el aire- Tal vez sea el mismísimo infierno. Algunos ya lo han adivinado, o como diríais con esa petulancia característica del ser humano, lo han sufrido. ¿No fue Hegel, uno de vuestros insignes pensadores, quien dijo que en la filosofía es Dios quien se piensa a sí mismo? ¡Menuda vanidad! Yo creo –esbozó una sonrisa, que acentuó la blancura inmaculada de sus dientes, que parecían tratados con white kiss- que a Quien ya sabéis eso le parecerá aún peor que la soberbia… mi atributo.

-Sólo en la locura, o en la depresión, que viene a ser lo mismo pero limitada en el tiempo…Digo que es entonces cuando lo llamamos infierno, como hizo Strinberg. Y se asimila a la peor de las experiencias.

Luzbel volvió a reír, dirigiéndose a su interlocutor, que le llegaba poco más arriba de la cintura. Era un clérigo vestido a la antigua, con una sotana negra y cuello blanco. Tenía una barba entrecana y los pelos revueltos. Tras unas gafas de concha, pegadas con una especie de cel-lo, unos ojillos decididos escrutaban el vacío que le separaba del diablo.

-¡Vaya con el cura! Por lo visto ha aprovechado algo de su biblioteca… O mejor dicho, de mi biblioteca… Dime, ¿no hay muchos que buscan sólo la pelea, la traición, la guerra, y dan todo, incluyendo desde luego su alma, por poseer y mandar?

Don Matías le interrumpió.

Quien da su alma es porque cree en ella.

-¿Y eso qué? Amigo mío, la fatalidad es la libertad… ¿No lo decían así vuestros pensadores cuando confirmaban que la libertad es la conciencia de la necesidad? Nada tan libre como ese perro atado al carro, que sigue su marcha porque quiere…claro… Como el libre albedrío de vuestro Creador.

-Nuestro Creador, si me permites corregirte, Luzbel.

-De acuerdo, de acuerdo… –Hizo un aspaviento con la mano, y una inclinación teatral- Sólo quería ser cortés, y daros importancia… Al fin y al cabo sois el mayor error del universo.

-Pues tú nos echas de menos.

-Os aprovecho, más bien. Como si reciclase residuos.

El cura dio un paso al frente, como presentándose voluntario a una misión arriesgada.

-Hay malos, pero también buenos. Y muchos. Algunos te sonarán…

-‘Auriculas teneras mordaci radere vero.’..

-Erasmo. Raer las tiernas orejas con la verdad… ¡Qué cita tan oportuna!

-Yo siempre soy oportuno…ahora. No lo fui aquella vez, cuando ese lacayo traidor dio el chivatazo.

-Miguel, el arcángel.

-También yo lo era. Y superior. Yo era el jefe de los ejércitos del cielo. Dominaba el universo.

-Eso te creíste. Pero dime, ¿por qué siempre acabas hablando de ti, aunque sea mal?

El diablo movió la cabeza, un busto noble de factura griega.

-Aunque sea bien, mi incauto amigo… Aunque sea bien. Pero ya sabes, la paciencia no es mi fuerte…Aunque disfruto pacientemente de la abundante miseria que engendráis a diario… Sobre todo contra los inocentes, los niños, los disminuidos, los pacíficos… ¡Qué bello espectáculo el de la violación y el abuso, tanta bomba, tanta maldad…Mi reino es vuestro, sí señor, la hazaña del Creador, ese fracasado! Y el resto de mis súbditos, a odiarse calladamente, no tienes más que tapar uno de sus hemisferios frontales, verás la expresión del ojo maldito, el gemelo malo, Caín… Un juego interesante… Y si me encuentras diez justos, otro juego interesante, me rindo… Sin trampas…. Diez entre miles de millones que de verdad no sean ambiciosos, no quieran el poder, renuncien por los demás, esas cosas que entran en el catálogo de las mentiras… La ora vez, en Sodoma, no los encontró… Tampoco cuando le achicharraron desde Getsemaní al Gólgota… En fin…Y yo, sin embargo, ya ves, tengo seguidores a punta de pala. ¡ Basta de cháchara! ¿Has vertido ya en la redoma las palabras del libraco leídas por los niños?

El cura seguía callado. Luzbel exhibió unos dientes white kiss.

-El cerebro de los fanáticos es estrecho…Pero, ya ves…Yo tengo mucha más fe que vosotros, de quienes ese Newton, el de la manzana, ya dijo algo significativo…

D. Matías murmuró.

-Puedo calcular las dimensiones en el cosmos, pero no la locura de la gente…

-¿Lo ves? Basta con pincharte un poco, y te sale el jugo, como a las libélulas cuando les aprietas el abdomen –Hizo un gesto de asco- Repugnante, hurgar en vuestras conciencias, que parecen sacos de estiércol, mi curilla.

-Los niños han cumplido su misión.

-Excelente… Dejaremos que regresen a su frágil capullo, y que sigan transformándose en hombrecitos… Ya me servirán de nuevo en eso que llamáis futuro.

-No has entendido ni palabra. Como siempre, te pasas de listo tan entretenido en joder al prójimo sólo por el placer del mal.

-El mal, el mal… ¡Qué rimbombante! Nunca debieron dar el Nobel a Echegaray,… Tal vez a Benavente… Los españoles sois demasiado románticos, y eso achata el ingenio del que tanto presumís. No es ingenio, sino entusiasmo, vuestro único don.

-Yo lo he perdido, amo. Como la fe, desde que supe que era una prueba y no un asidero para huir de la realidad. Al fin y al cabo, tú eres parte de la fe en Dios.

El ángel le miró, y una gran sombra se deslizó desde su cabeza, como exenta del cuerpo. El cura se acordó de Peter Pan.

-Se te está escapando –Señaló la densa oscuridad, que era la soberbia de Luzbel- Y vas a tener que pegártela a los zapatos, porque yo me voy.

Sacó de entre los pliegos de la sotana una hoja de pergamino, leyó unas palabras con voz clara y alta, pero muy deprisa. Hubo un movimiento en el aire, y una especie de remolino le envolvió. Cuando cesó había desaparecido.

-El viejo truco del escapismo –Luzbel se rascaba la barbilla mientras adoptaba la forma del jefe de protocolo de la Duma- y yo con estos pelos…- Chascó los dedos y todo quedó vacío.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: